El nacimiento de Andrea Xareni González Díaz

Hola espero que mi experiencia les sirva y se cuiden, esta historia es un poco triste, pero tomen en cuenta que no todos los embarazos son iguales, es por eso que en el momento que tengan conocimiento de estar embarazadas acudan con un ginecólogo, para ser atendidas con ácido fólico y vitaminas que permitan que el ser maravilloso que cargarán durante 9 meses, este bien y no tenga ningún tipo de problema.


Comenzaré por platicarles que mi embarazo no fue planeado, yo me embarace en enero, recuerdo que después del cumpleaños de mi esposo Benjamín, honestamente nunca pensé que yo quedara embarazada y ¿Sáben por qué? Porque mi menstruación era irregular, pero después de un mes y días que no pasaba nada, un día trabajando mi marido me dijo “¿No estarás embarazada? me quedé muy sorprendida y mi cabeza empezó a trabajar, en ese momento busque a mi amiga Adriana y le dije que me acompañara a la farmacia a comprar una prueba de embarazo, enseguida nos trasladamos al baño y me la hice "estaba embarazada". Me quedé pasmada por un momento no lo creía pero sí en mi vientre empezaba a formarse un bebé, hice cita con el ginecólogo y me lo corroboró, mi marido cuando supo la noticia estaba como ido y ¿Saben por qué? porque era su tercera hija. En su primer matrimonio tuvo dos y este bebé no era muy planeado pero ahí estaba, yo no le había dicho nada a mi mamá pero mi hermano que es el preferido se lo dijo y sabe cuando es su cumpleaños jaja que mala onda pero ni modo, gracias a Dios tengo unos padres maravillosos que me apoyan siempre, mi embarazo se empezó a notar a los 4 meses con decirles que todavía me quedaba mi ropa, ah y otra cosa me decían que sientes vómitos y mareos y no se cuanta cosa, pero yo les puedo decir que no sentí nada, que ya quería empezar a ver como me crecía mi vientre hasta que por fin se dejó ver, usaba mi ropa de embarazada era tan bello pero de repente al quinto mes un día acudí con el doctor Rafael Islas así se llama el ginecólogo, por cierto un doctor buenísima onda, y me hizo un ultrasonido en ese ultrasonido salió que mi bebé estaba en peligro que podía abortar sino me cuidaba, yo me sentía muy mal porque mi bebé era muy deseado, las recomendaciones del doctor eran que tenía que usar zapatos bajos, reposo y bueno muchas ganas de que mi bebé siguiera adelante, empezaba la luchar por sobrevivir, a los seis meses me inyectaron un medicamento para reforzar los pulmones del bebé, pero llegó el séptimo mes, exactamente siete mes catorce días, era domingo mi cumpleaños 27 de agosto del 2006, mi esposo me invitó a comer a Italianis me sentía rara, pero feliz por cumplir 29 años y saber que en octubre nacería mi bebé, la comida estaba un poco condimentada, pero delicioso, yo me sentía cansada pero dos días antes el doctor me había recetado óvulos, porque empezaba con una infección en las vías urinarias, me los empecé a poner y seguía sintiéndome rara, bueno regresando al día de mi cumpleaños, Benjamín y yo nos dirigíamos a casa y veníamos platicando del día en que naciera Andrea, él por la experiencia que tuvo anteriormente me decía que no me tenía que poner nerviosa, el tiempo que teníamos para acudir al hospital y una serie de consejos que me platicaba, en la madrugada sucedió?, como a la 1:30 am sentía que me hacía pipi, raro pero así me levanté al baño y me cambie de ropa, nunca pensé que era porque se me había roto la fuente, mi mamá inexperta en esto de embarazos naturales por así decirlo no sabía porque sus 3 hijos fueron cesáreas, era lógico el desconocimiento. Después de cambiarme otra pijama me volví a dormir no tardé ni una hora cuando comenzaron los terribles dolores de estómago, le llamé al ginecólogo y le expliqué lo que me había sucedido, me sugirió de inmediato que fuera al hospital pues empezaba el trabajo de parto, de inmediato nos trasladamos al Hospital Benjamín, mi mamá y yo, cada vez eran más intensos mi marido me tocaba el vientre y me decía que sentía como Andrea empezaba a bajar, cuando llegué al hospital empecé a sangrar, me subieron a una camilla, me quitaron los tenis y mi bebé se salió, de inmediato nos llevaron al quirófano y ella no podía respirar, en ese momento fue trasladada al Hospital Gabriel Mancera del IMSS, a terapia intensiva, fue terrible esperar un mes y medio. Diariamente Benjamín y yo teníamos una hora para verla en la mañana y en la tarde, platicándole, llevándole música con la esperanza de que viviera, mi bebé tenía respirador y estaba entubada, sus manos y pies ya no soportaban los catetes con medicamento. Cuando por fin empezaba a salir adelante le ponen un catéter en el ombligo al quitárselo le ingresa una bacteria. Fue horrible, una desesperación terrible, pero tuvieron que atacar la bacteria y no había medicamento para varios niños, pero gracias a mi marido y a su amor de padre consiguió el medicamento, como les dije después de mes y medio Andrea salió de ese hospital y hoy le doy gracias a mi Dios padre por haberla dejado conmigo, hoy somos muy felices porque ya tiene 3 años y medio y está enorme y goza de buena salud además que es idéntica al amor de mi vida que es Benjamín y muy alta el pediatra dice que tiene una estatura de una niña de 5 años y unos ojos preciosos, es por eso que hoy les comparto esta terrible pero a la vez hermosísima experiencia, porque nunca valoré tanto la vida como hasta ese día que Andi dejó el hospital, con esto no quiero decir que pueden pasar por lo mismo pero sí que se cuiden, que se chequen, que sienten así sea un pequeño dolor no lo dejen, puede evitarse muchas complicaciones, ahora que  veo crecer a mi hija la amo más porque ella luchó para estar en este mundo y sabe que  quiere una hermanita y voy hacer todo lo posible porque así sea y cuidarme mucho para ahora si llegue bien hasta los 9 meses, además ella ya le puso nombre y se llamará Ximena, espero que así como yo sean tan felices y que a pesar de la adversidad que se nos presentó a mí y a Benjamín sepan salir adelante, que dios las bendiga y que todo salga bien y muchas felicidades si van a ser próximamente mamás.
 
                                                       Su amiga que quiso compartir esta experiencia con ustedes Tannya..... Gracias.

(México)